Camarín de mujeres

Las mujeres fueron recluidas primero en los camarines del coliseo central, el 26 de septiembre fueron trasladadas a dos camarines, del sector de la piscina. Ambos fueron utilizados para mantener detenidas, a chilenas y extranjeras. Ellas pudieron contar con una colchoneta para dormir en el suelo. En la noche juntaban las colchonetas formando una gigantesca cama y dormían en filas para abrigarse.